57 Así como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, también el que come de mí, vivirá por mí.