25 —¿Quién eres tú? —le preguntaron.—En primer lugar, ¿qué tengo que explicarles?a —contestó Jesús—.