19 Pero luego se regresó desde las canteras que estaban cerca de Guilgal, y dijo:—Majestad, tengo un mensaje secreto para usted.—¡Silencio! —ordenó el rey.Y todos sus servidores se retiraron de su presencia.