22 Resonaron entonces los cascos equinos;¡galopan, galopan sus briosos corceles!