44 Te envuelves en una nubepara no escuchar nuestra oración.