Guímel

3 Hasta los chacales ofrecen el pechoy dan leche a sus cachorros,pero Jerusaléna ya no tiene sentimientos;¡es como los avestruces del desierto!