Dálet

4 Tanta es la sed que tienen los niños,que la lengua se les pega al paladar.Piden pan los pequeñuelos,pero nadie se lo da.