14 Ya no se sientan los ancianosa las puertas de la ciudad;no se escucha ya la música de los jóvenes.