19 Es un sacrificio por la culpa, de la que se hizo acreedor por pecar contra el SEÑOR».