18 Todos los hijos varones de Aarón podrán comer de ella. Es un estatutoa perpetuo para los descendientes de ustedes, respecto a los sacrificios presentados por fuego al SEÑOR. Cualquier cosa que toque los sacrificios quedará consagrada».