8 En seguida, le colocó el pectoral, y sobre este puso el urim y el tumim.