34 —¿Cómo podrá suceder esto —le preguntó María al ángel—, puesto que soy virgen?a