21 Pero sepan que la mano del que va a traicionarme está con la mía, sobre la mesa.