31 »Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo.