38 Resulta que había sobre él un letrero, que decía: «Este es el Rey de los judíos».