42 Luego dijo:—Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.