47 Como Jesús sabía bien lo que pensaban, tomó a un niño y lo puso a su lado.