55 Pero Jesús se volvió a ellos y los reprendió.