17 —Denle, pues, al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios.Y se quedaron admirados de él.