8 Ella hizo lo que pudo. Ungió mi cuerpo de antemano, preparándolo para la sepultura.