12 —Mándanos a los cerdos; déjanos entrar en ellos.