47 Al anochecer, la barca se hallaba en medio del lago, y Jesús estaba en tierra solo.