30 Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana».