27 Pero, para no escandalizar a esta gente, vete al lago y echa el anzuelo. Saca el primer pez que pique; ábrele la boca y encontrarás una moneda.a Tómala y dásela a ellos por mi impuesto y por el tuyo.