49 Los demás decían:—Déjalo, a ver si viene Elías a salvarlo.