37 «La cosecha es abundante, pero son pocos los obreros —les dijo a sus discípulos—.