5 No creas en tu prójimo,ni confíes en tus amigos;cuídate de lo que hablascon la que duerme en tus brazos.