20 El SEÑOR le respondió:—Me pides que los perdone, y los perdono.