22 Pero Moisés y Aarón se postraron rostro en tierra, y exclamaron:—SEÑOR, Dios de toda la humanidad:a un solo hombre ha pecado, ¿y vas tú a enojarte con todos ellos?