24 Después hará que la mujer se beba las aguas amargas de la maldición, que entrarán en ella para causarle amargura.