24 Lo que el malvado teme, eso le ocurre;lo que el justo desea, eso recibe.