2 El hombre bueno recibe el favor del SEÑOR,pero el intrigante recibe su condena.