10 Cada corazón conoce sus propias amarguras,y ningún extraño comparte su alegría.