15 Absolver al culpable y condenar al inocenteson dos cosas que el SEÑOR aborrece.