22 Gran remedio es el corazón alegre,pero el ánimo decaído seca los huesos.