3 Junto a las puertas que dan a la ciudad,a la entrada misma, grita a voz en cuello: