21 No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.