20 Antes bien,«Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer;si tiene sed, dale de beber.Actuando así, harás que se avergüence de su conducta».a