2 Cada uno debe agradar al prójimo para su bien, con el fin de edificarlo.