24 ¡Soy un pobre miserable! ¿Quién me librará de este cuerpo mortal?