31 Habló Dios, e invadieron todo el paísenjambres de moscas y mosquitos.