40 La ira del SEÑOR se encendió contra su pueblo;su heredad le resultó aborrecible.