26 SEÑOR, mi Dios, ¡ayúdame!;por tu gran amor, ¡sálvame!