111 Tus estatutos son mi herencia permanente;son el regocijo de mi corazón.