117 Defiéndeme, y estaré a salvo;siempre optaré por tus decretos.