119 Tú desechas como escoria a los impíos de la tierra;por eso amo tus estatutos.