128 Por eso tomo en cuenta todos tus preceptosay aborrezco toda senda falsa.