2 Ustedes, que permanecen en la casa del SEÑOR,en los atrios de la casa del Dios nuestro.