36 Me has despejado el camino,así que mis tobillos no flaquean.