2 Así que guardé silencio, me mantuve callado.¡Ni aun lo bueno salía de mi boca!Pero mi angustia iba en aumento;